Buenos aires

Las decisiones poco acertadas que muchas veces tomo
se tornan hoy en la luz al final de mi túnel.
Se tornan hoy en una esperanza inesperada.
Se tornan hoy en ti.

Si fue el alcohol o fue el destino,
no lo sé.
Solo sé que fue y que se sintió muy bien.
La mente clara, después de todo,
a pesar de los estupefacientes.

Y fue tan intenso que hasta hoy revolotean mariposas.
Revolotean mariposas donde antes ni aire, ni moscas, ni mucho menos.

Revolotean mariposas colorinches,
como Caminito.

Buenos Aires vio nacer una esperanza,
Buenos Aires vio nacer mi mirada sobre ti.

(06/10/15) De las poesías que escribí hace años y que nunca publiqué. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s