Amores Perros

Nunca conoces hasta dónde puede llegar tu capacidad de amar hasta que tienes un hijo o adoptas una mascota. En mi caso, lo primero está totalmente fuera de discusión hasta que tenga por lo menos 30 años, pero decidí hacer lo segundo en un instante de hermosa revelación un 3 de febrero del 2016.

Milanesa llegó a mi vida sin planearla. Siempre me han gustado los perritos y desde que tengo uso de razón siempre quise uno, pero en casa no me dejaban. Pasé casi 24 años de mi vida sin saber lo que era. Es irónico, porque soy de esas personas que en el día a día pueden parecer sin corazón, pero cuando ven un perrito automáticamente se transforman en seres llenos de amor, que hablan con diminutivos y hacen caras y tonterías de todo tipo con tal de que el perro les mueva la cola. Todo por que muevan la cola.

Milanesa captó mi atención desde el primer momento en que vi a los 5 hermanitos cachorritos que habían sido abandonados en la puerta del albergue. Ella era la única blanquita de la camada, y también la más grande. Dormía plácidamente cuando llegué. Se despertó cuando la desperté para molestarla y hacerle cariñito, desde ese preciso momento debió saber la paradójica relación amor/odio que tendría conmigo: me encanta molestarla y hacerla renegar, pero igual se alegra y mueve la cola sin parar cada vez que me ve. ¿Ven que el amor serrano no es exclusivo de las relaciones entre humanos?

12662603_10153897527357603_3387892232777751316_n.jpg

El día en que la conocí no había ido con la mentalidad de adoptarla. Yo había ido solo a mirar y a jugar con los cachorritos, porque en casa me matarían si llegaba con un perrito sin avisar; sin embargo el impulso pudo más y no pude no llevarla conmigo. La llevé a casa a riesgo de que ella se quedara pero a mí me invitaran cordialmente a mudarme. Evidentemente, como era de esperarse, al final todos se enamoraron de ella y hoy por hoy es la indiscutible reina del hogar. Indiscutible.

12642822_10153899058637603_7167798897185601850_n.jpg

Ella es muy astuta. Muchas veces más astuta que yo, me atrevería a decir -no que eso sea muy difícil, pero bueno. Sabe cuando está haciendo algo mal, como agarrar palomas muertas del parque, porque te mira para provocarte y acto seguido irse corriendo con la paloma en la boca, porque es total y completamente consciente de que no podrás alcanzarla. Es demasiado rápida y conoce tus limitaciones.

13307343_1716531848602589_1774969534894644388_n

También es muy dulce, a su manera. Tiene el tacto de un gato en cuanto a las relaciones interpersonales y recibir cariño, a veces puedo imaginar que su mirada me dice “me voy a dejar acariciar cuando YO quiera y como YO quiera”. Es definitivamente una digna representante del feminismo. Ah, pero eso sí, si hay galletitas o comida de por medio está abierta a negociar, en eso nos parecemos mucho.

13775624_10154337560562603_5753828142877457539_n.jpg

Es muy juguetona, toda su vida gira entorno al YOLO. Pero eso sí, es de izquierda, de todas maneras. Lo sé desde que noté que en vano estaba invirtiendo en juguetes pudientes, ya que ella está en contra del capitalismo y prefiere jugar con botellas y retazos de tela, no se deja atar por los bienes materiales. Estoy segura de que si fuese humana podríamos ir a chelear a Pollos y fresh. El único juguete que no deja es su pelota rosada, la cual ha mordido tanto que ya destrozó, por supuesto.

13516340_10154286299122603_5613139406751628823_n

También está en contra de la prensa chicha y la televisión basura, nos hemos sentado a conversar largo y tendido acerca del tema y me dejó las cosas muy claras: “guau guau, guau, guagua ruf”. No pude estar más orgullosa de ella que ese día. Para resaltar la coherencia de su posición, se terminó comiendo el diario que habían comprado en casa. Ella es consecuente.

13092005_10154182482027603_3218098308316156908_n

Podría seguir escribiendo sobre ella y sus peculiaridades, desde cómo es ultra picky con su comida, hasta de cuánto me gusta el sonido de sus bostezos, pero este post se haría extremadamente largo. Yo solo le agradezco demasiado a la vida por haberla puesto en mi camino, porque me ha enseñado que tengo una capacidad ilimitada de amor y ternura que no conocía hasta el momento. Creo que no me equivoco al decir que ella es una de las grandes responsables de que cada día intente ser mejor persona, así ella no sea consciente del impacto que genera en mí. Y me imagino que como yo, muchas personas se sienten igual de agradecidas con sus mascotas, por ser esas criaturas de luz que solo saben dar amor.

La amo y quiero que viva para siempre.

13265865_10154174320707603_3133768335490829942_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s