El día que nos perdimos

Y tú ¿sabes cuándo fue que nos perdimos?
Yo no lo tengo claro, recuerdo el sonido del mar.

Recuerdo las olas que podíamos ver desde la terraza,
recuerdo el olor a parrilla, el sabor de la carne fría.
Te recuerdo a ti,
a las canciones que cantamos, las muchas canciones.

Recuerdo el pisco, el ron y el vodka
(lo que vino después de eso ya no lo recuerdo bien).
Recuerdo la locura, tus ojos, mi sonrisa.
Los abrazos y los besos intensos, interminables.

Recuerdo tus palabras, tu mirada decaída, confundida.
Recuerdo mis lágrimas sigilosas, silenciosas.
Recuerdo el amanecer y la llegada de la gente.
Recuerdo que poco o nada nos importó.

Recuerdo el amor adolescente,
que hasta ahora adolece algo, aunque felizmente ya muy poco.
Recuerdo el regreso a casa, las caricias de cabello,
las conversaciones intensas, las canciones.

Recuerdo el último beso y la última mirada añorante.
Recuerdo la promesa incumplida.
Y sí, si lo pienso, creo que fue exactamente ahí cuando nos perdimos.

Y todos esos recuerdos me sirven hoy de inspiración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s