Lo que te enseñan los años

eexe

Tendría que reformular el ejemplo 2 de Google y adaptarla a mi vida. Sería así: "La experiencia me dice que no debo beber más de dos copas de vino porque me hace daño, pero yo no le hago caso, evidentemente". Estas casualidades, diomeo. Comenzamos...

Tengo mucho por escribir. Si vieran la carpeta de borradores de mi blog realmente entenderían (posts a la mitad, sólo con el primer párrafo, a veces sólo escribo el título para acordarme de qué quería hablar… un loco). Han pasado muchas cosas en mi vida últimamente, de las cuales voy dejando track así, en títulos de blog posts inconclusos, porque no me da tiempo de escribir todo lo que debería, pero ya pronto, verán, ya pronto.

De cualquier forma, lo que sí quiero escribir hoy sin que se me pase es esto. Lo que te enseñan los años.

Hace una semana me licencié en mi carrera, o sea soy una Gestora Empresarial hecha y derecha (aunque lo de derecha es discutible…), dos días después comencé a trabajar en un trabajo al que ni siquiera postulé, en un trabajo al que fui cordialmente invitada y que dio la casualidad de que fue justamente el trabajo que quería, en el área que quería y creo que en el mejor lugar acorde a mi personalidad. Debo admitir que antes estaba un poco asustada. Asustada por la incertidumbre, porque no sabía hacia dónde iban a ir mi carrera, mi futuro, mi vida. Era una niña asustada y ENCIMA con el corazón roto.

Ahora por lo menos ya no estoy asustada (hay cosas que toman más tiempo sanar). Y aquí viene mi punto, los años te enseñan -o al menos a mí me han enseñado- a no tener miedo. Normalmente estoy acostumbrada a tener todo bajo control, siempre con un plan B, siempre con un As bajo la manga. Por eso es que cuando caigo en incertidumbre a veces pierdo un poco los papeles. Pero el histórico de las cosas que me pasan me ha demostrado que en verdad no tengo motivos para preocuparme: al final siempre todo, de alguna u otra manera, si es que tiene que pasar, pasa.

Recuerdo haber tenido una conversación al respecto allá por los meses de verano. Recuerdo que era de noche (¿o quizás de día?), creo haber estado en medio de una fiesta (porque claro, es ahí en donde mi inner filósofa se pone más creativa y productiva que nunca). Recuerdo haber dicho textualmente que “no es que sea supersticiosa, pero yo creo que lo que tiene que pasar, eventualmente va a pasar”. O creo que dije algo así, quizás un poco diferente, la verdad es que no recuerdo exactamente (creo que no estaba muy sobria, era verano, vamos), pero bueno por lo menos así es como está guardado en mi mente y la esencia está clara. Yo realmente creo eso.

Los años me han enseñado a no preocuparme tanto, a no molestarme si es que algo no sale como yo lo planeé en un inicio. Ojo, los años no me han enseñado a conformarme con mi suerte, me han enseñado a aceptar mi suerte en un determinado momento para luego seguir intentando en otro momento si es que en primera instancia algo no salió como esperaba que saliese. Me han enseñado a entender que todo depende de la determinación. A entender que si algo no sale en un determinado momento es porque ese momento no es el correcto, porque de nuevo, todo lo que tiene que pasar, pasa, y en el momento en el que tiene que pasar.

Este pensamiento me ha ayudado a aceptar y a superar varias cosas que me han venido pasando a lo largo de este año. Como por ejemplo que me rompan el corazón, no haber obtenido los resultados que quería en algunas cosas, las malas consecuencias de una decisión apresurada, etc. Para luego darme la razón de que era por algo, de que había algo mejor, algo más acorde a lo que en realidad yo quería, o por último, una enseñanza.

Toda experiencia supone una enseñanza. Buena o mala, bonita o fea, uno aprende. Recuerdo también haber acuñado en verano mi emblemática frase “Yo no me equivoco, yo vivo” y sí, así es. Vivo bastante.

Ahora sólo estoy esperando la parte en donde el corazón roto se justifica, pero bueno, en eso no me apuro, tengo bastantes cosas que hacer en el ínterin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s