Un año más de aprendizaje

Se acaba el año y ¡QUÉ TAL AÑO!

Estos últimos días me los pasé haciendo un review de los acontecimientos importantes del 2014, y han sido varios. Bien dicen que los 20’s son la mejor edad para comenzar a vivir la vida que quieres construir en el futuro -aunque de hecho comienzas con unos cuantos tropiezos… y luego tropiezas de nuevo… y luego muy probablemente de nuevo, pero bueno la idea es esa, je, porque ay, OBVIO, de las caídas uno aprende (?) #dijeron #CaídaNúmero9839084979230404yContando

No, mentira, este año me ha ido tan bien que no me puedo quejar.

Comencé el año viajando y con fiebre, HERMOSO (?); de hecho, recuerdo que el 31 de diciembre del 2013 a las 11:58pm pensé “carajo, si así comienzo el año ¿cómo lo voy a terminar? esto no puede ser ningún buen presagio” y mientras le daba la vuelta a la Plaza de Armas de Cuzco, a punto de desmayarme por la fiebre, aplastada por la multitud y cuidándome de los chibolos endemoniados que tiraban cuetes a diestra y siniestra, pensaba en el año que había pasado y en todo lo que había dejado atrás.

Definitivamente el 2013 para mí fue un año turbulento. Muchos cambios, reajustes y heridos en el camino. Yo lo sé. Entonces me dije: “fácil es la forma que tiene la vida de enseñarme que debo dejar de ser una maldita” jajajaja, en sentido figurado, por supuesto. Jeje. Y decidí comenzar el año con pie derecho. Más bienbuena que de costumbre (ya ok, por lo menos lo intenté y según papi Kant es la intención de las acciones lo que más vale en la virtud, jum).

gato_gru_on

Desde el inicio puedo decir que tenía demasiado claro que este iba a ser un año dedicado enteramente a mi futuro profesional y que, lamentablemente (?), poco o nada estaba en mis planes darle espacio a algún emotional attachment. Y yo avisé, y guerra avisada no mata gente. Me pareció lo más razonable por la carga de todas las cosas que tenía pendientes: mis últimos ciclos de pregrado, la tesis, el trabajo, la danza (cualquier plan que haga en la vida tiene que tener, indiscutiblemente, espacio para la danza), el alineamiento de mis intereses, no engordar (FAIL), etc. Era un año de transición de la transición, mi Rites of Passage, de procesos, de establecimiento y de aclaramiento. Y eso necesariamente tenía que hacerlo yo sola ¿si no cómo? ¿Si no estaba sola cómo me iba a dar cuenta de lo que realmente necesito, quiero y de lo que me hace feliz? Si algo he aprendido es que cuando necesitas aclarar la mente, no hay mejor forma de hacerlo que estando solo. O sea, los consejos de tus patas son buenos, ok, sí te sirven de guía, pero sólo hasta cierto punto, porque igual representan un sesgo. Si quieres puedes acompañarte con una chela pero A LO MUCHO.

y0f25k (1)

Lo mejor -o por lo menos lo que yo hago- es acompañarte con tu mente y abrazarte a tus pensamientos por un momento, luego soltarlos y simplemente dejar de pensar… y dormir. Dormir es el aclarador de mente por excelencia. Me da risa, pero cada vez que estoy muy asada, o muy triste, o muy confundida, mi mejor solución es largarme a dormir y el 95% de las veces me despierto como nueva. Una buena noche de sueño es capaz de llevarse consigo enojos, tristezas y hasta amores (malditos amores), TrueStory. Pero bueno, ya me estoy yendo por las ramas, para variar…

En fin, ha sido un año en donde a cocachos he tenido que aprender a estar bien sola, muy necesario. Ha sido un año en el cual he sentido más que nunca la pegada de la vida gritándome en la cara “YA NO ERES UNA CHIBOLA PULPINA, nadie va a hacer las cosas por ti, así que si quieres algo move your ass and do something about it” (Ah, también ha sido el año en el que he hablado más spanglish que nunca en mi vida, perdón) y definitivamente ha sido el año en el que el Poder de la Atracción se puso bien achorado y belicoso, y lo que tenía que pasar comenzó a pasar, cayendo como del cielo, por su propio peso. Ha sido el año en el que más he viajado en mi vida, y estos viajes me han ayudado, cada uno a su manera, a entender varias cosas que antes no comprendía (como por ejemplo, que comer plátano maduro y frituras todos los días engorda como miieeer… Tarapoto mi terror) y a abrir mi mente. La verdad es que sobre todo lo último: a abrir mi mente. No sé si lo he mencionado en posts anteriores pero lo que más rescato de salir de viaje, especialmente de salir del país y, más aún, del continente, es darte cuenta de lo pulpinamente equivocado y ciego que estás respecto a tu percepción de la realidad y tus potencialidades. De verdad, amigos, viajar enriquece el alma.

meme-arcoiris

No me quiero poner muy filosófica ahorita porque de ahí comienzo y no paro porque LA NERD, pero uno de los principales postulados de Aristóteles respecto de la Felicidad dice que para determinar su naturaleza es necesario investigar cuál es la actividad propia del hombre, y la función propia del hombre es la actividad del alma de acuerdo con la razón. Y según yo lo entiendo, no hay mejor manera de ejercitar la razón que conociendo, viviendo y experimentando. Uno puede creer que se está cómodo viviendo feliz en su ignorancia, de hecho esto a veces puede ser bueno cuando hablamos de que no te quieres acordar de lo que hiciste en la juerga del sábado, pero esto no aplica en lo que respecta al mundo y la percepción de la realidad. Bueno, no sé ustedes, pero a mí definitivamente no me gustaría vivir creyendo que mi burbuja es lo único que existe. Las burbujas son buenas pero son tan frágiles y flotantes que si tienes mala suerte puedes estrellarte bien duro cuando ya estás muy alto. Y debe de doler. Y por más que me guste el dolor en algunos aspectos porque TE AMO CHRISTIAN GREY, el dolor de estrellarme de mi burbuja es algo que no quisiera tener que pasar. Así que yo prefiero ser feliz razonablemente. Bueno ya, a lo que iba: VIAJEN.

1652652

Viajar tanto este año ha logrado en mí recrear a una persona que de pronto y hasta había comenzado a perder la brújula, también me ha permitido volverme más empática con la gente que me rodea, más paciente e impaciente a la vez. Impaciente porque LO QUIERO TODO, pero paciente porque sé que todo toma su tiempo. Me ha permitido nutrir mi imaginación, ya de por sí muy rica en sí misma, con muchas ideas y sueños ajenos a la realidad que me rodea (o sea, me ha puesto más volada, más, pero para bien) y, lo más importante, me ha dejado la mente llena de buenas, muy buenas, historias por contar.

Espero que hayan tenido un buen año.

Cheers.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s