Out of the Box

Sobre mi curso de Diseño de Negocios Innovadores

27c268b

A veces es curioso cómo las cosas se van dando de la nada. Elegí llevar este curso como por casualidad. En realidad, una amiga lo eligió por mí a último minuto, porque yo no me decidía por qué electivo llevar y estaba entrando en pánico, ya que faltaban 10 minutos para que cierre la matrícula y nada me cuadraba en el horario, hasta que, como por arte de magia y milagro, boom, mi amiga le dio click a Diseño y mi horario estaba armado. Y yo fui feliz –hasta que me di cuenta de que el horario era los viernes a las 8am, claro-.

Eso fue a comienzos de marzo y hoy, de repente, en un parpadeo, ya estamos a puertas de Julio, no sé en qué momento pasó tanto tiempo ni a dónde se fueron las semanas que no me avisaron que estaban pasando. Pero en fin, ya se fueron, y hoy por hoy, después de muchos viernes, muchos bostezos, muchísimas alarmas y pocos, poquísimos desayunos, puedo decir que las decisiones de instinto usualmente resultan buenas, y llevar clases los viernes a las 8am, después de todo, contra todo pronóstico y a pesar del sufrimiento, no fue una mala idea, para nada.

Diseño ha sido de los cursos que más me ha gustado este ciclo, y no lo digo por patería, -de hecho, comparado con Economía Internacional, este curso resultó una bendición- para nada. El asunto es que más que un curso teórico yo lo sentí como un taller de creatividad, y eso a mí me parece genial, dado que muchas veces las personas olvidan el importante papel que juega la imaginación en el desarrollo personal de cada uno y se centran demasiado en tecnicismos, en lo que dicen los libros y los expertos, cuadriculando su pensamiento, volviéndose intolerantes al cambio y suprimiendo ideas que en primera instancia pudiesen parecer descabelladas pero que, pensadas con tranquilidad, son potencialmente muy exitosas. Muchas veces las personas se olvidan de la importancia de pensar Out of the Box, y eso es lo que este curso nos da.

Además, yo creo que el diseño no se estudia; o sea, sí, puedes leer un poco de teoría al respecto y guiarte más o menos con eso, pero esencialmente el diseño se hace, y el ambiente relajado en el que nos desenvolvíamos en clase era el óptimo para hacer sentir a la gente cómoda y dejar que las ideas realmente fluyan en un ambiente libre de presión –el hecho de poder hacer dinámicas escuchando Oasis ya de por sí me parece genial- y así aprender como jugando. Ese modelo de ambiente de trabajo es el que se aplica actualmente en algunas empresas bastante exitosas para que sus trabajadores se sientan a gusto, porque la “libertad laboral” es ahora un paradigma que toda empresa exitosa debería seguir.

Asimismo, regresando al punto respecto a que lo vi más como un taller, cabe recalcar que en cuanto a teoría no hemos aprendido nada que ya no supiésemos, creo. Todo el curso gira entorno a la importancia de la Innovación en las Ideas de Negocio, concepto que nos han repetido hasta el cansancio por 5 años y que probablemente muchos podamos recitar como el Padre Nuestro; sin embargo, lo que diferencia a este curso de los demás es que aquí realmente aplicamos las herramientas que antes sólo habíamos leído en libros. Personalmente, recuerdo mucho la clase del Design Thinking porque es la única clase en mi vida universitaria que me ha hecho llorar y yo no pensaba que eso realmente pudiese pasar, sin embargo sí, ahí estaba yo llorando como Magdalena por hablar con mi compañero sobre temas sumamente delicados emocionalmente, y fue bueno. De esa clase rescaté y comprobé, como marketera wanna-be que soy o pretendo ser, la importancia de llegar al consumidor desde las emociones, si tienes una conexión con sus emociones, ya lo tienes. Y así es, efectivamente.

Para terminar, debo decir que considero que el curso está pensado de una forma eficaz respecto a lo que se espera que lleguemos a conseguir de él. Como ya lo mencioné antes, es práctico y promueve la imaginación y la creatividad, el ambiente es el óptimo pues es cómodo, etc. Desde mi punto de vista, no hay nada en especial que se deba reestructurar –excepto el cruel horario-, quizás centrarlo un poco más en la parte de Design Thinking y en el uso de herramientas interactivas para hacer las presentaciones; pero en términos generales yo creo que se está yendo por buen camino y es una opción bastante saludable para aquellas personas que disfrutan de ejercitar la imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s