Ocaso

Vive el ocaso de hoy,
hermoso mientras el sol se pone,
antes de que se oculte siente
aquella luz cálida que te embarga
aprovecha el efecto de ti
mira cómo te abraza,
te mima,
casi te quiere el ocaso,
pero tu sol de hoy pronto se irá más abajo.

Tú a oscuras,
a oscuras tus risas
tus labios suaves,
¿ahora a dónde miras?
El sol ya se puso para ti y llegó tu noche,
pierde fuerza mientras más oscuro,
significado mientras más profundo,
la importancia que algún día tuvo.

Tú añoras nuestros amaneceres,
te traicionan los recuerdos,
ese dolor de cabeza y el poder de la imaginación.

Tú añoras los placeres,
la caricia, el beso,
la carne,
el sonido de este corazón;
el ocaso llega para todos,
y hoy está tocando tu puerta.

Ábrele,
no le niegues a la noche el nuevo abrazo,
pasarán los años y tendrás quizás un nuevo amanecer,
más cálido que yo,
no creo que más hermoso,
reza por la nueva luz que quizás llegue,
reza por no quedarte en la penumbra que ya viene.

Es lindo el ocaso pero falaz,
placer de cinco minutos
y de mí no sabes más.

Anuncios

Un comentario en “Ocaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s