Mi Caldero LLeno de Felix Felicis

Acabo de entrar y lo primero que vi fue el último post: “19 de Diciembre del 2013”, ahora sí escribiré más seguido DIJERON. Les hice la Vivianada, ya ven.

Pero bueno, que no panda el cúnico que ya llegó por quien lloraban (yo, amigos) y hoy, 26 de Febrero del 2014 es un día memorable. ¿Por qué? Bueno, básicamente porque hoy es el Sodoma y Gomorra disfrazado de “Fin de Carnavales” en Help! y yo, ABVIAMENTE, iba a irme de fiesta y a quitarme un par de años de vida, pero NO. Por algún motivo divino hoy por la mañana desperté y lo primero que pensé fue “Mmm, ya no quiero ir a Help hoy”, ¿ya ven que a veces la volubilidad trae cosas buenas?.

En fin, hoy he venido a escribir sobre mi suerte, porque creo que es menester. Muchos de mis amigos ya me tienen hinchada con sus jodas de que soy la amante de Belzebú, la tocada por El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado, el Chupacabra, la MataGatos, que tengo la Estrella de David tatuada en la nalga derecha y no sé qué tanta tontería más (los quiero mucho amigos pero son bien tarados), pero la cuestión es que sí, efectivamente, no puedo negarlo: Tengo muy buena suerte, las cosas que quiero y me propongo me salen bien.

Para los incrédulos, voy a hacer un rápido recuento de algunas cosas que me han pasado desde finales del año pasado hasta la fecha:

– Nunca me encuentro con amigos en el carro o en el paradero saliendo del trabajo en hora punta, pero JUUUUUSTO las veces que no he tenido plata para el pasaje y me disponía a hacerle la vivianada al cobrador o que los carros han estado llenos y me rehusaba a subir, me encontraba con amigas en el carro que me pudieran prestar una luca o con amigos en el paradero que me jalaran en el taxi o en sus carros. Y todos felices.

– Necesitaba 10 en el examen final de Finanzas 2 para aprobar el curso, me saqué 7, lo mandé a recalificación y me subieron 3 puntos: APROBÉ. (Cabe recalcar que es totalmente inusual que a alguien le suban 3 puntos en un examen final).

– Me fui a Cuzco para año nuevo, la pasé increíble en todo el viaje, a pesar de pasar las 12 en la plaza con 39 de fiebre me llené de buenísima energía y entendí, una vez más, que todo pasa por algo y que mi malestar era un mensaje, ya luego vinieron los paramédicos y todo un drama, pero todo lindo. Lindo.

– Fui elegida de entre más de 1400 postulantes en el mundo, como una de las 300 delegadas del 17th World Business Dialogue. O sea soy una exitosa. Logré que mi facultad me financiara el viaje a Alemania para el WBD, medio caritos los pasajes ehhh, pero después de ser un dedo logré que lo hicieran. O sea más exitosa aún.

– Conseguí DE MILAGRO la visa Schengen, después de presentar un documento que contenía una firma LITERALMENTE cortada (y todavía mal cortada) y pegada con goma Arti, ni siquiera UHU, Arti. Gracias universo por eso, en serio gracias.

Vale, todo eso en el lapso de Diciembre – Febrero. Podría seguir, pero hay un par de cosas y personas excelentes que prefiero seguirme guardando. PERO, mi punto es el siguiente, y OJO, mucho OJO, porque les revelaré mi verdero secreto: Esto no se trata de suerte, se trata de CONVICCIÓN.

Apuesto a que nadie lo imaginaba pero yo, todas las mañanas, TODAS, sin excepción, agradezco a la vida por mi vida y le pido que me dé un buen día, una vez más. Y funciona. Algo que he aprendido viviendo la vida que vivo es que las intenciones y la vibra con la que haces las cosas valen mucho, TUS buenas intenciones y TU buena vibra siempre te van a proteger contra los malditos que te quieran traer abajo, y de esos malditos hay muchos. Miren que yo soy miope y he caminado incontables veces sin lentes por la calle, de noche, de madrugada y nunca me han robado ni me ha pasado nada malo, yo a esto le llamo la suerte del miope, pero es sólo un ejemplo.

Y nada más importante que la Convicción al hacer las cosas: si tú mismo no te la crees, dime, ¿quién te va a creer entonces?. Yo creo en el poder de la atracción. Yo creo en las cosas que quiero, yo voy tras ellas y las voy a conseguir. Así funciona esto. Y como ven, no tiene que ver solamente con la suerte, es ser perseverante, es ser un dedo cuando quieres algo, es buscar y explotar todas las posibilidades existentes para alcanzar tu meta. Es no tener vergüenza o no tener flojera. La “suerte” entra a tallar solamente en cuanto al tema de siempre pensar en positivo y esperar lo mejor, porque eso es lo que atraes. Pero la verdadera gran parte del trabajo depende de tu actitud hacia lo que quieres lograr; uno no se sienta y espera a que las cosas buenas pasen, uno se levante, corre, grita y suda para que esas cosas EFECTIVAMENTE pasen.

Quería que lo tengan en cuenta. Eso y un par de gatitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s